EL TIEMPO

Cuando las luces de colores se encendían en las penumbras de la tarde .

Su presencia era como esa brisa fresca que envolvía todo nuestro mundo .

su gran porte y su alto sentido de los valores la acompañaban siempre.

No recuerdo nunca una cálida mirada , ni una bonita sonrisa sera ¿tal vez , por que a un pobre no se le saluda?.

Hoy todo eso a cambiado ni hay porte , ni hay clase solo hay el paso del tiempo el cual ni perdona ni olvida

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s